6 abr. 2020

HEXAGRAMA 7 (2)

La riqueza de Bradford Hatcher: https://hermetica.info/
La siguiente es una traducción libre de su visión poética (a veces con solapado o rampante humor) de los hexagramas.


Hexagrama 7, palabras clave:

Reservas listas, liquidez, solvencia, activos móviles y fungibles, ingenio, interdependencia, fuerza colectiva, fuerza en número, coalición, solidaridad, aliados, instrucción, disciplina, entrenamiento, régimen; planificación para la contingencia, preparación, cobertura contra riesgos, seguridad estratégica, eficiencia; cadena de mando basada en el mérito o la idoneidad, guardianes, anfitriones; recursos de usos múltiples, las masas utilizadas como reserva, ejército de defensa disfrazado de campesino, un ejército ad hoc o una milicia popular


Dentro de la tierra hay agua

La milicia

El joven noble, en consecuencia,

Es tolerante con la gente

Y vela por las multitudes


Una gran cantidad de reservas escondidas, como el agua en las profundidades de la tierra. La tierra puede parecer seca, pero el potencial de la cosecha ya está aquí. La gente puede parecer indefensa, pero las armas y armaduras más arriesgadas están guardadas a mano, esperando el grito de guerra. Un líder sabio nutrirá a su pueblo y lo ayudará a entrenarse en su idoneidad, mantendrá casi todos sus recursos ocultos y la mayor parte de su fuerza en reserva, como gente capaz, saludable, gente de buen corazón. Pero cuando se las convoca, de muchas formas se puede satisfacer esa demanda, allí la solvencia se convierte en solidaridad. El líder errado las mantendrá de pie, a la intemperie, divididas y conquistadas, ignorante de los problemas y tirano en su propia casa.

La milicia

Persistencia

La buena suerte de una persona madura

No hay culpa.

Imaginemos un pueblo perfecto, pacífico, próspero, pero desde el punto de vista del bandido. Siempre que la vida vaya bien, seguramente habrá que defenderla y protegerla en varias situaciones. Habrá que usar recursos, materiales y medios que se usan para muchas otras cosas, todos listos para acomodarse a las circunstancias y con la fuerza y la riqueza plenas que garantiza la sana diversidad. Ahora bien, toda esta atención que prestamos a la seguridad mejor si no presta cuando no se necesita. Alcanza con dejar un contingente pequeño de guardias para que vigilen las puertas y el horizonte, listos para salir únicamente ante emergencias. No para que estén parados haciendo alharaca con sus espadas, sino para contar con una figura de excelencia en el lugar, alguien capaz de invocar lealtades. Esa es la diferencia entre la milicia y las mafias. Hay sobrados motivos por los que no se le dará un voto a cada persona, será la excelencia quien deba regir cuando lo que está en peligro es la vida. ¿Quién iba a estar dispuesto a matar o listo para morir por la causa cuando la causa es la vida misma? Todos los estados podrían ser así de prácticos o provisorios y clausurar todas las leyes al finalizar e irse a casa. También puede hacer referencia a una persona, alguien con madurez que se toma como ejemplo, un conjunto de recursos, las poblaciones que forman nuestro 'uno mismo', el grado de preparación para estar a la altura de las condiciones del momento. Persistencia quiere decir disciplina y disciplina, madurez.

7.1: 6 en la primera va al 19: Lin, Hacerse cargo
                                          (Fan Yao 19.1: unidos en el compromiso, es propicia la perseverancia)
La milicia se pone en marcha conforme a los códigos
Negar el buen orden es desafortunado
7.1x La milicia sale según los códigos:
Olvidar los códigos (es) desafortunado
Con unas cuantas notas encriptadas suena el clarín de la compañía, y la milicia acude corriendo al llamado, se cambian las guadañas por espadas y las túnicas por armaduras. Se han sostenido las aptitudes y la predisposición de las personas. Cada una con su idoneidad y sus prioridades, ya están listas. Las tácticas y las estrategias son ahora de una segunda naturaleza. La logística calculó todos sus números para que la comunicación sea más rápida. Los regímenes y protocolos siguen el ritmo y la cadencia. Esto no es un 'cada quien como se le dé la gana', hay órdenes y cadenas de mando aquí. Incluso los artistas y guerreros del ejército, cuando no son peones son discípulos, se los instruyó para para que funcionen como uno solo en una especie de colmena mítica en las ideas. Con todo esto promulgado en un simple código, no sería muy útil dejar que el joven de la corneta toque su propia melodía, por muy divertida y alegre que ella sea. Se lo ha entrenado para no que no sea él mismo ahora. Sólo nos resta esperar que los invasores no sepan la canción.

7.2: 9 en la segunda va al 2: Kun, Aceptar
                                            (Fan Yao 2.2: recto, cuadrado, completo, sin repetirse)

En el corazón de la milicia
Prometedor
No es un error.
El soberano concede encargos tres veces.
7.2x En el corazón de la milicia (está) la promesa:
Respetar el favor del cielo
* El soberano concede encargos tres veces:
Abraza la miríada de reinos.
La carpa del general está en medio del ruidoso entorno, y él se toma el tiempo para escuchar. Sus órdenes irradian desde el centro, no desde arriba. Y por el respeto con el que hace los encargos se gana la admiración. El general es quien tiene las mayores libertades, el mayor conocimiento y las menores restricciones. Por esto se lo llama el general, porque no es el específico. Los mejores gozan de una amplitud mística, los menos podrían reclamar una sanción celestial. El general tiene que entender a todos sus adversarios. Al que solo le toca engrasar los ejes de los carros necesita a alguien que lo conecte con el que suministra la grasa. Si no hay esta coordinación, el especialista caerá en la primera batalla. Los líderes sabios saben lo que van a hacer los soldados, siguen la evolución de las cosas y acortan las líneas de suministro y mando.

7.3: 6 en la tercera va al 46: Sheng,  Ascender
                                              (Fan Yao 46.3: ascender en medio de una ciudad vacía)
Una milicia que probablemente cargará víctimas fatales
Brutal
07.3x Una milicia que probablemente cargará víctimas fatales:
Totalmente carente de mérito.
La milicia es intrépida, pero los vagones de la batalla ya están demasiado llenos de heridos y cadáveres. Es esperable que haya soldados heridos o muertos en una guerra, pero aún no nos hemos enfrentado al enemigo. Cuando medimos nuestra fuerza no calculamos bien. Sí, podemos salir parados del horror y la muerte, pero este era su fuego más amigable. No era una demostración así nomás. Tal vez la multitud haya tomado el mando. Tal vez sus líderes son tan descuidados que las masas pueden tomar a su cargo la dirección. Tal vez todos puedan votar ahora sobre adónde ir después, o tal vez formar un comité o hasta decidir que ellos serán los que terminen cargados en el carro. Los enemigos bien pueden quedarse en casa y aún así ganarnos la guerra por desgaste, y luego aparecer para arreglar las granjas y cuidar de nuestras viudas e hijas. Las gradas más altas para el ascenso están abiertas ahora, pero esto quiere decir que hay alguien que tiene la culpa.

7.4, 6 en la cuarta va al 40: Jie, Liberación
                                         (Fan Yao 40.4: liberar el dedo gordo, confiar en los compañeros)
El campamento de retirada de la milicia
No es un error.
7.4x Un campamento para la retirada no es un error:
Siempre sin descuidar los principios
Esto no se parece en nada a lo habitual. La milicia envió a su grupo de exploradores que ahora vuelven pálidos y temblorosos, todos llenos de historias y cosas que contar. Los enemigos no se parecen a las personas, sus sonrisas derriten piedras a la distancia, incluso sus enanos tiene dos metros de altura. La retirada se dice entre susurros. Si se tratara de un ejército permanente, con órdenes y objetivos regulares las cosas se podrían poner mucho más difíciles, a menos que se suelten de los los planes e ideas de la semana pasada. La milicia puede desensillar hasta que aclare y pensarlo dos veces. Si le tememos más al hecho de morir que al de parecer tontos podemos ganar una gran victoria simplemente por seguir estando vivos. Ya se está hablando de una alianza nueva y genial, pero primero hay más charlas acerca de cómo mantenerse invisibles, avanzando en otras direcciones, sin asumir posiciones, sin hacer gestos ni burlas. Necesitamos más información y un espacio en donde poder evaluarla.

7.5: 6 en la quinta va al 29: Kan, Exposición
(Fan Yao 29.5: el pozo no rebalsa, se valora el nivel alcanzado)
En la cacería se toma cautivos
Es provechoso manejar la conversación
Evitar el error
El hijo mayor lidera la milicia
El hijo menor transporta los muertos
La constancia es poco propicia
07.5x El hijo mayor lidera la milicia:
Conforme a una acción moderada
* El hijo menor transporta los muertos:
No sería apropiado el encargo
Se largó el juego, y la caza ahora es un juego de guerra. Los jabalíes y pájaros salvajes han invadido la cancha. Si ponemos al hijo menor a cargo ahora, provocamos una matanza, aunque en el camino va a hacerse con un suministro de cuero y tocino o de aves de corral y huevos para varias semanas. La reacción más rápida es ruidosa y precipitada. La respuesta más sabia tendrá en cuenta el momento y... el panorama general. El hijo mayor, como líder, planeará una defensa estratégica, manejará esta invasión como cuando está en campaña. Convoca a los criadores de cerdos en vez de a las carnicerías y podrá entregarles a las milicias una piara y un rebaño para que se las arreglen durante varias generaciones. A la guerra se la llama muchas veces el Dao de la anormalidad. Se libra con lo inesperado. En lo predecible está la falla: tenemos que armamos con artesanías que serán la sorpresa. El hijo menor no tiene una galera llena de trucos. El mayor tiene el repertorio y la información para el mando.

7.6: 6 al tope va al 04: Meng, Inexperiencia
                              (Fan Yao 4.6: golpear al necio, defenderse de transgresiones)
El noble con experiencia asume el mandato,
 Establece dominios e identifica a las familias gobernantes
No se usa a la gente vulgar
7.6x El noble con experiencia asume el mandato:
Por derecho (de su ) mérito
*La gente vulgar no se debe utilizar:
(Ellos) ciertamente pertubarán el reino
Las batallas se han terminado y se ganaron. Las armas y armaduras vuelven al depósito. Se desarman, evalúan y se envía a casa a las milicias. Se calculan las pérdidas, que no resultan demasiado graves, y se realizan todos los ajustes necesarios. Se pone en marcha la reconstrucción, pero, por lo que parece, habrá más cunas que tumbas. El príncipe retoma su mando de manos del general más capaz. Sin embargo, durante este tiempo en el que las heridas aún sangran y están frescas, el príncipe y el general tendrán una charla. Se ha pagado un precio tremendo, la lección se aprendió con pérdidas de vidas y derramamiento de sangre. Entre los dos ahora van a hacer que todo crezca hasta la última posibilidad que permita semejante costo. Las persona de comprobados valor e idoneidad recibirán poder y tierras. Las que intentaron ayudar pero no pudieron, también arriesgaron su vida por la causa y se los honra con unas monedas y agradecimientos. La vida sigue siendo para el aprendizaje.

2 abr. 2020

CÓMO USAR LOS TRIGRAMAS EN LAS CONSULTAS

Lo que sigue está inspirado en el brillante trabajo de Harmen Mesker. No son traducciones sino interpretaciones personales. Para ver los originales en los que está basada mi interpretación les recomiendo su sitio: https://www.yjcn.nl/wp/videos/



Empecemos por el principio


Estos son los ocho trigramas que forman los hexagramas. Son dos por hexagrama, el de abajo podría leerse como el que hace referencia al consultante, a lo interior, a lo de adentro, a lo primero, al pensamiento. El de arriba podría ser lo que se refiere a los otros (si se pregunta por alguien más),  a lo otro (si se pregunta por una situación, cosa, elemento), es lo de afuera, es lo exterior, es lo que sigue, es la acción en el mundo.

Estos son los ocho hexagramas que se combinan para formar los  64 hexagramas

Quian, el cielo

¿Con qué se asocia al cielo? 
Con lo redondo.
Con lo fuerte.
Con lo grande.
Con lo alto.
Con lo inmaterial, lo intangible.
Con el rojo intenso.
Con el estandarte de la dinastía Zhou.
Con caballos (los salvajes, los viejos, los flacos, los moteados). Los salvajes sirven para la guerra porque no tienen miedo, si llegan a viejo es porque han servido bien a su amo, si son flacos, son ágiles, veloces y trabajadores y si son moteados, es porque sus progenitores no tienen vínculos de consanguinidad, son purasangres.
Con frutas que crecen en los árboles.
Con los líderes, el príncipe, los soberanos, los gobernantes.
Con lo luminoso.
Con el tiempo, el almanaque, el reloj.
Con el padre. 
Con los objetivos, la concentración, los conceptos, las ideas.
Con el jade, con el metal.
Con el frío, el hielo.
Con la vestimenta exterior.
Con la palabra.

Se concentra, lidera, inspira y puede fijar objetivos, obra en la cabeza.
Su quietud es pura concentración.
Cuando se mueve los hace en línea recta detrás del objetivo en el que se concentró, por eso produce lo grande.

¿Qué pasa si el cielo no está en equilibrio, si tiene líneas que mutan?
Cuando las cualidades del  cielo se exacerban, se vuelve autoritario, egoísta, ególatra, estrecho de miras. Pierde la perspectiva más amplia, no puede ver la manera en que se podrían materializar los asuntos. Se vuelve demasiado abstracto, conceptual. 

Podría volver al equilibrio si hace uso de las cualidades del trigrama que surja con la líneas del trigrama cielo que estén en mutación.

Kun, la tierra

¿Con qué se asocia a la tierra? 
Con telas, paños, material para vestirse, para cubrir las cosas, protegernos y protegerlas.
Con un caldero de cerámica, una marmita sin patas, con panza ancha y dos asas.  No sirve para cocinar, sino para almacenar.
Con un carro, carreta (¿coche, camioneta?) que llevan lo que se les carga.
Con las pautas, los patrones, el lenguaje, la cultura, los ritos, la apariencia externa de la tierra.
Con las masas.
Con los picaportes, las manijas, los tiradores (y si no ¿cómo abrimos las puertas, las alacenas, los cajones?).
Con lo que recibe, con los que se brindan recíprocos servicios.
Con el campo.
Con la maduración, con el tiempo de la cosecha.
Con lo abnegado.
Con la vaca.
Con la cavidad del vientre.
Con la madre.
Con lo uniforme, con lo llano.
Con las forma, las cantidades.
Con el tronco.
Con el color negro.
Con lo que produce, preserva de daños, protege, cubre, cuida.
La quietud de la tierra es contracción y reunión.
Cuando se mueve lo hace abriéndose, por eso produce lo que es ancho.
Cuando la tierra está quieta acumula, cuando se mueve lo hace guiada por aquello que acumuló. Siempre está abierta para que esas cosas estén a disposición.
Hace que las cosas y los seres se sirvan unos a otros y obra la conservación.

¿Qué pasa si  la tierra no está en equilibrio, si tiene líneas que mutan?
Cuando las cualidades de la tierra se exacerban, se vuelve pasiva, se aletarga, se hace la víctima, se siente la víctima, no puede ser apoyo para nadie ni puede sostener a ninguna cosa. Se queda dándole vueltas y vueltas a lo que le causa dolor. Se vuelve tierra yerma, baldía.

Podría volver al equilibrio usando las cualidades del trigrama que surja con la líneas del trigrama tierra que estén en mutación.

Zhen, el trueno
¿Con qué se asocia al trueno?

Con el sonido fuerte, estridente.
Con el movimiento rápido, la velocidad.
Con una autopista o carretera principal (todo lo que tenga movimiento rápido y mucho ruido).
Con caballos (los que relinchan, los que tienen las patas traseras blancas, los que tienen una mancha blanca en el entrecejo). Si relinchan, hacen ruido, las patas traseras son las que les dan velocidad, si son blancas es señal de que son fuertes para las carreras, la marca blanca en el entrecejo es señal de que tienen concentración, voluntad y resistencia.
Con todo lo que se hace estrepitosamente, con lo que no pasa desapercibido.
Con la primavera.
Con lo que sacude, conmociona, despierta.
Con el amanecer del día.
Con lo que revitaliza y devuelve el vigor.
Con las plantas de colores brillantes, exóticas (imposible pasarlas por alto).
Con el dragón.
Con el pie.
Con el hijo mayor.
Con el color amarillo oscuro.
Con las decisiones vehementes, corajudas.
Con el bambú verde, el junco, la caña, las plantas que crecen rápido.
Con las legumbres, las plantas que tienen las semillas dentro de las vainas.
Con lo que prospera en la opulencia.
Con las cosas que no duran mucho tiempo, la moda, las tendencias del momento.

¿Qué pasa si  el trueno no está en equilibrio, si tiene líneas que mutan?
Cuando las cualidades se exacerban y pierde el equilibrio, el trueno puede ser violento, ponerse agresivo, peleador, impaciente. Podría pretender que los cambios se hagan ¡ya! sin importarle si eso es bueno o no. Puede provocar cambios radicales y hacer que las cosas terminen peor de lo que estaban. Es incapaz de medir las consecuencias de sus actos.

Podría volver al equilibrio usando las cualidades del trigrama que surja con la líneas del trigrama trueno que estén en mutación.

Xun, el viento, la madera

¿Con qué se asocia al viento y a la madera?

Los trabajos meticulosos, los que requieren mucha paciencia.
Con la plomada, la regla, los instrumentos de precisión.
Con lo que avanza y retrocede (no sopla siempre en la misma dirección).
Con las personas con poco pelo, frente ancha
con mucho blanco en el ojo (los pensadores, los que reflexionan, ponderan, sopesan los pros y los contra, las personas impulsivas e impetuosas).
Con todo lo que es pequeño pero que puede acumularse para formar cantidad (arena, dinero, gotas).
Con lo suave, lo que es penetrante.
Con el gallo.
Con lo que elige, selecciona, escoge, opta.
Con lo que se desarrolla y crece orgánicamente.
Con lo que hace que las cosas crezcan hasta convertirse en lo que estaba en el germen de su inicio.
Con lo que inclina las cosas.
Con los muslos.
Con la hija mayor.
Con el trabajo.
Con el color blanco.
Con el olfato, lo que huele.
Con la indecisión.
Hace que las cosas se vuelvan plenas, obra la disolución, la dispersión y lo hace con suavidad.

¿Qué pasa si  el viento o la madera no están en equilibrio, si tienen líneas que mutan?
Cuando las cualidades del viento o la madera se exacerban, pueden andar buscando excusas para no hacer lo que hay que hacer, posponer las cosas. Se pueden volver obsesivos con los detalles más insignificantes. Pueden obsesionarse con las personas, acosarlas, perseguirlas, invadir su privacidad. Están muy preocupados por lo que va a venir y se desconectan del 'aquí y ahora'.

Podrían volver al equilibrio usando las cualidades del trigrama que surja con la líneas del trigrama viento o madera que estén en mutación.

Kan, el agua
¿Con qué se asocia al agua?

Con el trabajo duro.
Con lo que llega a los lugares más oscuros y profundos adonde nadie más va.
Con lo que fluye, lo que limpia y elimina el barro que mantenía ocultas a las cosas.
Con lo que se tuerce, esquiva, rodea.
Con la tristeza y el dolor.
Con el oído.
Con las cosas que se prefieren evitar.
Con los ladrones, las emboscadas.
Con los huecos, los agujeros, los pozos, los hoyos, las fosas.
Con el arco y la rueda.
Con las personas melancólicas, enfermas del corazón, las que tienen dolor de oído, a las que les cuesta escuchar porque les duele.
Con la sangre.
Con el color de la sangre.
Con la humedad, lo que es húmedo.
Con los carruajes, carros, coches, vehículos que tienen muchas fallas, averías.
Con caballos (de lomo hermoso, los que andan con la cabeza gacha, los que tropiezan).
Con lo que penetra atravesando.
Con la luna.
Con las maderas sólidas que tienen mucha savia (sangre).
Con lo peligroso.
Con el cerdo.
Con el hijo del medio.
Con el invierno.
Con la noche.
Con el recogimiento.

 ¿Qué pasa si  el agua no está en equilibrio, si tiene líneas que mutan?
Si las cualidades del agua se exacerban, se deja llevar por la corriente de sus emociones y pierde el control, ya no puede usar su corazón de manera constructiva. Los temores la dominan, entra en depresión. Va a la deriva, no busca ningún cause, es pesimista, ve el mundo color negro, no le ve la salida a la situación.

Podría volver al equilibrio usando las cualidades del trigrama que surja con la líneas del trigrama agua que estén en mutación.

Li, el fuego
¿Con qué se asocia al fuego?
Con el discernimiento.
Con todo lo que es duro por fuera y protege a algo débil en su interior.
Con los escudos, las corazas, los elementos duros que sirven de protección.
Con lo que pica, pincha, las heridas punzantes (los aguijones, las agujas, las armas con punta, las lanzas).
Con las tortugas, los cangrejos, los mejillones.
Con lo que brilla, resplandece.
Con los árboles a los que se les ha secado la copa.
Con el mediodía.
Con lo que se puede advertir con la mirada, lo manifiesto, lo visible.
Con el ojo.
Con la hija del medio.
Con las personas de vientre grande.
Con la sequedad, con lo que está seco, quemado.
Con el sol, el rayo, el relámpago.
Con lo que genera dependencia.
Con el faisán.
Hace que los seres puedan percibir(se) con la mirada y obra el calentamiento (calienta, quema, seca).

¿Qué pasa si  el fuego no está en equilibrio, si tiene líneas que mutan?
Cuando las cualidades del fuego se exacerban, puede caer en adicciones, aferrarse a las cosas sin ningún sentido. Se vuelve acumulador, un charlatán insufrible. Lo fascina cualquier cosa que brille, le preocupa mucho su aspecto, la fama. No puede soltar, se queda atrapado en la situación. Se vuelve absorbente y archidependiente en sus relaciones.

Podría volver al equilibrio usando las cualidades del trigrama que surja con la líneas del trigrama fuego que estén en mutación.

Gen, la montaña

¿Con qué se asocia a la montaña?
Con resistir, con detenerse.
Con las frutas que crecen en las plantas (más pequeñas que las que crecen en los árboles).
Con los senderos estrechos, los callejones.
Con los portales, las arcadas, los arcos de ingreso a lugares.
Con los eunucos (que cuidaban esos arcos y portales en las entradas de la ciudad).
Con los perros, las ratas y los animales de hocico negro (con buen olfato, que viven en la montaña).
Con los árboles robustos, leñosos, llenos de nudos en su madera.
Con la mano y los dedos.
Con el hijo menor.
Con los caminos laterales.
Con las aves de pico negro.
Con las frutas y las semillas.
Con los lugares o momentos donde se anudan los finales con los inicios (como del año viejo al año nuevo).
Lleva las cosas y los seres a su consumación.

¿Qué pasa si  la montaña no está en equilibrio, si tiene líneas que mutan?
Cuando las cualidades de la montaña se exacerban, se fija en una posición, se convierte en un obstáculo para que las cosas avancen. Se pone conservadora, quiere usar la experiencia anterior en situaciones para las que no sirven. Tiene miedo al futuro. Se queda anclada en el pasado, es cabeza dura, se mete para adentro y no conecta con lo que la rodea, es introvertida. Se vuelve resentida y deja de creer en lo valioso del cambio. 

Podría volver al equilibrio usando las cualidades del trigrama que surja con la líneas del trigrama montaña que estén en mutación.

Dui, el lago
¿Con qué se asocia al lago?

Con lo que está abierto, lo sereno.
Con la alegría.
Con los chamanes, los médiums, los adivinos, los encargados de los sacrificios, las machis, las pitonisas y los videntes.
Con el daño y la destrucción (cosas que están dañadas en el exterior, desde afuera).
Con los frutos caídos de las plantas, con caer al suelo y estallar.
Con la tierra salitrosa, quebrada, seca, la que no sirve para cultivar.
Con la cabra, el chivo, la oveja.
Con el otoño.
Con el atardecer.
Con la boca, la lengua, hablar, comunicarse con palabras.
La hija menor (la tercera hija).
Con la concubina.
Con las cosas duras y saladas en la naturaleza.

¿Qué pasa si  el lago no está en equilibrio, si tiene líneas que mutan?
Cuando las cualidades del lago se exacerban, el lago se vuelve infantil, inmaduro, quiere que las cosas sigan siendo fáciles y simples a cualquier costo. Puede caer en la drogas. Puede ponerse delirante, perder el contacto con la realidad. Puede no cumplir con sus responsabilidades o directamente no asumir ninguna, estar pendiente solamente de la alharaca donde no hace falta poner ningún esfuerzo.

Podría volver al equilibrio usando las cualidades del trigrama que surja con la líneas del trigrama lago que estén en mutación.




HEXAGRAMA 64

La riqueza de Hilary Barrett para el 64

Hexagrama 64: Aún no cruzando


Su nombre y naturaleza

Al final del Yijing viene el hexagrama llamado Aún no cruzando: la materialización misma de la incompletez y la imperfección, una especie de elipsis en la forma de un hexagrama. Es una broma a gran escala, del tamaño del oráculo, que se ríe de nuestras pretensiones de prolijidad y orden.

El nombre chino tiene dos caracteres: 未濟, wei que significa "aún no" y ji que significa "cruzar". 未, wei, es un árbol lleno de brotes, aún no floreció. Curiosamente, el mismo ideograma es parte del mei, 妹, que significa "doncella", como en el Hexagrama 54, "La muchacha que se casa". Etimológicamente, una doncella es una "aún-no-nujer".

ji, 'cruzar', es el mismo ideograma que en el Hexagrama 63, 'Ya cruzando'. Escribí antes sobre eso:

"El cruce del río es una imagen fuerte e importante en el Yijing. Está claro que con la expresión "cruzar el gran río" se describe un compromiso significativo y arriesgado. Cruzar ríos en la antigua China era peligroso en general, no era algo que alguien emprendía si todavía no estaba seguro de qué dirección iba a tomar. Y la imagen también tiene dos orígenes más particulares: uno es de carácter militar, y el otro tiene que ver con el matrimonio. Los Zhou tenían que cruzar un gran río para adentrarse en el territorio del régimen de Shang, dinastía a la que fueron llamados a derrocar. Y como parte de los rituales matrimoniales, el hombre y la mujer cruzaban un río para encontrarse. Las dos formas no dan buenas herramientas para pensar en qué tipo de compromiso se puede representar con el "cruce del río" en las consultas actuales, tanto cuando aparece la expresión "cruzar el gran río", como en los hexagramas 63 y 64."
El dilema del zorro
"Aún no cruzando, crea el éxito.
El pequeño zorro, casi cruzando,
Se le moja la cola:
No es provechoso tener una dirección".
Hexagrama 64: el dictamen

La tradición dice que se trata de un zorro intentando cruzar un río congelado, camina sobre el hielo sin caerse.

En el Libro de las odas podemos encontrar algunas pistas sobre el significado simbólico del zorro. Hay canciones sobre el cruce del río para llegar a la pareja, y también hay zorros al acecho en las odas de cortejo.

El zorro del Hexagrama 64 parece tener mucho que ver con el matrimonio y, de hecho, he visto en bastantes consultas que a las futuras parejas con fobia al compromiso las representaba con este zorro.

Pero no se trata sólo de la vacilación: el zorro está en peligro de verdad. Encontré esta inusual historia sobre un zorro que se desanimó al cruzar un río congelado, y lo raro es que lo rescataron. Hay muchas historias de zorros que se mueren en ríos congelados: se atascan, caen, se congelan. (Y también muchos cuentos populares con animales (zorros incluidos) que cuando tratan de pescar en agujeros en el hielo con sus colas y se quedan atascados. Si al zorro se le moja la cola, se le pondrá pesada y y tendrá que arrastrarla por el hielo, y es difícil moverse con una cola congelada. En ese caso, ninguna dirección es provechosa.

Por ende, el cruce de este río encarna un riesgo real. Podemos estar casi allí y aún así atascarnos, "no llegar hasta el final", como dice el Tuanzhuan (Comentario). Vamos a tener que comprobar muy, muy bien el estado del hielo antes de comprometernos y tener las orejas bien paradas mientras hacemos el cruce.

Este es uno de esos casos en los que la idea de que "no es provechoso tener una dirección" podría tener un doble sentido. Por un lado, si nos quedamos atrapados por la cola, aunque tiremos para un lado y para el otro no podremos soltarnos. Pero por el otro, si nos movemos sin habernos fijado una dirección, siempre respondiendo a lo que nos dicten a las circunstancias, es posible que así podamos cruzar con éxito.

Aún no cruzando como hexagrama primario y derivado

Cuando "Aún no cruzando" es el hexagrama derivado (el que aparece cuando cambiamos todas las líneas que mutan) es muy probable que esté describiendo algún miedo al compromiso. ('¿Qué pasa si sigo hasta el punto de no retorno?'). En algunas de mis consultas, mirándolas ahora, a veces hubiera estado muy bien asumir el compromiso, en otros no tanto y en otro montón, todavía no lo tengo claro.

Cuando es el hexagrama principal (el que nos salió en la consulta), es menos importante la actitud mental que el hecho de que la situación no está resuelta. Encontré toda una serie de ejemplos en mi diario en los que ya había encontrado una solución a un problema, pero por alguna razón quería seguir buscando. A veces parecía estar relacionado con eso de que "la hierba siempre parece más verde del otro lado del río", pero, otras veces, me mostraba una situación que estaba en evolución y que no estaba en el punto en que pudiera resolverse. Tal vez, en esos casos, siempre voy a manejarme como lo hace el zorro, averiguando cuál es el mejor camino para pisar el hielo.

Esto puede hacernos sentir al hexagrama 64 como algo muy frustrante, sobre todo si sabemos que hemos "llegado" del hexagrama 63. ¿Así que ya lo habíamos hecho todo? Puede ser, pero todo está por hacerse todavía.

"Las cosas no pueden finalizar y, por lo tanto, sigue el signo de "Aún no cruzando", y así la completez".

La secuencia del hexagrama 63

La Zagua, la décima ala del Yijing donde se describen los pares de hexagramas de contraste, de hecho, no compara al 64 no con el 63, sino con el 54: La muchacha que se casa, o la 'Aún-no-mujer':
"La muchacha que se casa: la completez de lo femenino.
Aún no cruzando: el agotamiento de lo masculino".
La Zagua

Creo que nos ayuda imaginar que "lo masculino" aquí usa la fuerza para alcanzar algún resultado: hay una acción que tiene un objetivo y que sigue su propia dirección. Los dictámenes de estos dos hexagramas nos dicen que "no es provechoso tener una dirección" y, la verdad, es que la situación en la que se encuentra la doncella que se casa no es tan diferente a la del zorro. No tiene posibilidades de elegir su propio camino y no tiene otra alternativa que la de responder a lo que le dictan las circunstancias.

Para entender el hexagrama 64 y poder dar una respuesta inteligente, es probable que tengamos que acudir a un enfoque menos "masculino". Aquí hay un río (que no necesariamente vamos a poder terminar de cruzar) o una conquista, como la del territorio de los demonios (que puede que sea de nunca acabar)..

Ya cruzando, Aún no cruzando y el territorio de los demonios

Como dije antes, los hexagramas 63 y 64 tienen una relación singularmente estrecha: son el par inverso y opuesto del otro, además son el hexagrama nuclear y el hexagrama con los trigramas invertidos uno del otro. Este entrelazamiento estructural se traduce también en una cercanía temática. Siempre existe la sensación de que la línea divisoria entre ellos es muy delgada, y nunca estamos tan lejos de su hexagrama par.

La cercanía es patente en la 63.3:
"El alto antepasado ataca al territorio de los demonios.
Después de tres años lo domina.
La gente pequeña no ha de usarse".
La tercera del 63 y la cuarta del 64:
"Perseverancia, ventura, se desvanece es arrepentimiento.
El hombre del trueno lo usa para atacar al territorio de los demonios.
Después de tres años hay recompensas en la gran ciudad".
Estas son dos líneas 'emparejadas'. De hecho son la misma línea pero mirada desde dos hexagramas invertidos.


El "terrirorio de los demonios" es el nombre de un estado en las fronteras que tuvo bajo constante amenaza la paz de los Shang y, más tarde, la de los Zhou. El "alto antepasado" fue el rey Shang, Wu Ding (quien, según sabemos, finalmente sometió al enemigo después de una campaña de tres años).

¿Y el "hombre del trueno", que hizo otra campaña de tres años en el 64.4? Se cree que fue un general de los Zhou, que hizo la guerra en nombre de sus señores Shang un siglo o más después de Wu Ding.

Creo que esto nos da una idea de fuerza de los Zhou, de su crecimiento, pero, al mismo tiempo, ilustra claramente que la victoria de Wu Ding no fue duradera. Y, me imagino, que todo el mundo en los tiempos de la dinastía Zhou habrá sabido que el "problema del territorio de los demonios" tampoco se había terminado con la victoria del 'hombre del trueno'.

En las consultas, esta línea nos marca todas esas cosas que siguen volviendo y nos atormentan y perturban nuestra paz, y no sólo lo hacen dentro de las narrativas de estas líneas, sino también con la estructura de los hexagramas. En primer lugar, las líneas emparejadas se reflejan entre sí. Y, segundo, cuando mutan estas líneas nos llevan de vuelta a los hexagramas 3 y 4, es la brecha más grande entre hexagramas con la mutación de una sola línea. Como advirtiéndonos, más claro que con palabras, que justo cuando creemos que hemos terminado, estamos volviendo todo al principio.

El fuego, el agua y los bigotes

Los trigramas que forman el Hexagrama 64 son (igual que en el 63, Ya cruzando) el fuego y el agua. Son trigramas complementarios: podemos mirarlos juntos, ver las líneas yang que encajan perfectamente en los espacios que dejan las líneas yin. Todo se acomoda. El fuego y el agua van juntos, cuando ponemos el agua sobre el fuego se forma el vapor, podemos cocinar nuestros alimentos... Pero en el hexagrama Aún no cruzando todos los elementos correctos están en el lugar incorrecto, el gran tema es ordenarlos.
"El fuego mora encima del agua. Aún no cruzando.
El junzi diferencia cuidadosamente entre los seres, para que cada uno llegue a ocupar su lugar".
La imagen del hexagrama 64

El junzi aprovecha la luz del fuego de arriba para iluminar las corrientes de abajo. Me recuerda al zorro en el hielo: orejas paradas, bigotes de un lado a otro, todo en sintonía para poder percibir lo que se mueve bajo nuestras patas.

El junzi "diferencia" (como lo hacía en la imagen de hexagrama 13) es decir, discierne, discrimina, aclara y, por ende, administra, gobierna. Aquí, lo hace cuidadosamente (慎) un ideograma cuyo radical significa corazón. Las cualidades del agua: el flujo emocional y la profundidad también están forman parte de todo esto.

¿Pero qué quiere decir "diferenciar entre los seres" con cuidado emocional? Creo que Balkin lo expresó mejor que bien:
"Tenemos que entender los elementos que componen la situación y todas las fuerzas que tenemos a nuestro alcance. Hay que hacer que la gente trabaje junta, y no en contra una de la otra, y hay que lograr que todos nuestros recursos trabajen juntos en sincronía, y no de forma azarosa y o sin orden alguno".
Jack Balkin, The Laws of Change
Sin embargo, esto también puede ser un proceso interno, una especie de inteligencia emocional. Por ejemplo, esta renuencia que sentimos ¿es sólo producto del miedo o es nuestra intuición que ha tomado el timón? Este tipo de preguntas para tratar de "encontrar el sitio" donde ubicar nuestras propias ideas y reacciones es también el tipo de trabajo que hay que hacer en el 64, y  fundamental para el zorro.

(y si les parece que esta entrada está curiosamente inacabada...) :)


1 abr. 2020

HEXAGRAMA 63

La riqueza de Hilary Barrett para el 63
Original post in English:  https://www.onlineclarity.co.uk/answers/series/hexagram-63/

Hexagrama 63, Ya cruzando (un comienzo)

El 63 parece ser un buen hexagrama para escribir durante el cambio de año, con su temática de finales y comienzos.

Los hexagramas 63 y 64, obviamente, se encuentran al final del Yijing, y tratan las cuestiones de las conclusiones y las llegadas (o no). Su orden en la secuencia, primero Ya cruzando y luego "finalmente" Aún no cruzando, es una broma gigante a escala Yi. A pesar de todo lo que se ha escrito sobre el hexagrama 63 donde todo parece completo, en el que todo está en el lugar que le corresponde, resulta que se trata de cómo no está todo terminado y es mejor seguir avanzando y mirando hacia adelante.

El nombre del hexagrama es ji ji, ya en cruce. Como podemos ver gracias al sitio de LiSe, el ideograma para "ya" es a un hombre que se aleja de un recipiente con alimentos, ya comió. Y "cruzar" tiene dos partes: el río, y un signo de lo que es limpio, unido, completo, como un campo de cereales a punto para la cosecha. Si se los junta, la palabra significa "cruzar un río" y también ayudar o rescatar. (Aunque todavía no he visto el significado de "rescatar" en ninguna consulta ¿alguien?).

El cruce del río es una imagen fuerte e importante en el Yijing. Está claro que con la expresión "cruzar el gran río" se describe un compromiso significativo y arriesgado. Cruzar ríos en la antigua China era peligroso en general, no era algo que alguien emprendía si todavía no estaba seguro de qué dirección iba a tomar. Y la imagen también tiene dos orígenes más particulares: uno es de carácter militar, y el otro tiene que ver con el matrimonio. Los Zhou tenían que cruzar un gran río para adentrarse en el territorio del régimen de Shang, dinastía a la que fueron llamados a derrocar. Y como parte de los rituales matrimoniales, el hombre y la mujer cruzaban un río para encontrarse. Las dos formas no dan buenas herramientas para pensar en qué tipo de compromiso se puede representar con el "cruce del río" en las consultas actuales, tanto cuando aparece la expresión "cruzar el gran río", como en los hexagramas 63 y 64.

De modo que, cuando cruzamos el río, ya hemos establecido un compromiso y hemos llegado a un nuevo lugar (y esto quiere decir que acabamos de empezar, no que ya terminamos). En las consultas, apunta a algo que ya se ha decidido o que ya está presente. Sin mutaciones puede querer decir, "Esta no es realmente una pregunta, porque la decisión ya está tomada". Como hexagrama primario, llama nuestra atención hacia aquellos compromisos que ya asumimos: "con esto tendremos que trabajar ahora". Y como hexagrama derivado, a menudo parece estar diciendo, "No hay ningún lugar externo donde podamos pararnos a mirar esto: estamos inmersos en el proceso". Ya está en marcha, algo así como el proceso invisible de una computadora, o tal vez como si fuera un sistema operativo.

Como la sensación de que el 63 habla de algo que ya está en curso es muy fuerte, Stephen Karcher en el Total I Ching traduce el nombre del hexagrama, de hecho, como "Ya cruzar", y sus primeras palabras clave para el hexagrama son "comenzado, en curso, en progreso". Hay dos aspectos en el 63: el de algo que ha sido irrevocablemente decidido, y por lo tanto "completo", y el de algo que está en curso, definitivamente no terminado.

El dictamen para el 63:

"Ya cruzando, crea un éxito pequeño.

Es propicia la perseverancia.

Comenzar, ventura.

Finalizar, caos".

Hay un eco de la canción 255


"Poderoso es el Dios en las alturas,

Gobernante de su pueblo debajo;

Ágil y terrible es el Dios en las alturas,

Su encargo tiene muchos estatutos.

El cielo da a luz a las multitudes del pueblo,

Pero con su encargo no se puede contar.

Comenzar bien es habitual,

Terminar bien es realmente raro".

(Las palabras para 'comenzar' y 'terminar' son las mismas y 'encargo' es la palabra ming; mandato).

Después de esta estrepitosa exposición, los versos restantes de la canción relatan las advertencias del Rey Wen, de los Zhou, al corrupto Shang, diciéndole que se rectifique. Concluye de manera ominosa, "El espejo para Yin [es decir, Shang] no se hará esperar, son los tiempos del Señor de Xia". Los Xia habían empezado bien y terminado mal, derrocados por los Shang cuando se sumieron en la corrupción. Ahora los Shang habían seguido el mismo camino y sufrirían el mismo destino a manos de los Zhou.

Así que los Shang encontraron su espejo en los Xia. Ahora, en el Hexagrama 63, los Zhou ya han cruzado su río y han comenzado bien... ¿podrían también tener su espejo? Una pista podría encontrarse en las líneas 63.3 y 64.4 (uno de los pares de líneas más claramente "espejadas" del libro):

"El alto antepasado ataca al territorio de los demonios.

Después de tres años lo domina.

La gente pequeña no ha de usarse".


"Perseverancia, ventura, se desvanece es arrepentimiento.

El hombre del trueno lo usa para atacar al territorio de los demonios.

Después de tres años hay recompensas en la gran ciudad".

El alto antepasado fue un gobernante Shang que sometió al territorio de los Demonios (Guifang); el hombre del trueno probablemente haya sido un general Zhou comandado por un líder Shang, que tuvo que volver a dominar a los demonios.

Los Zhou lucharon con valentía, cruzaron el río, asumieron el mandato del cielo... ¿y ahora qué?

Comenzar, ventura.

Finalizar, caos.

Ahora bien, esto, en la práctica, no significa que "todo se irá a pique al final", es mejor leerlo como una alternativa: si comenzamos, buena suerte; si terminamos, caos. El Tuanzhuan (Comentario) dice:

"El principio es auspicioso, lo suave gana el centro (hay una línea partida en el segundo lugar). Detenerse al final significa confusión; el dao se agota".

Es la detención lo que crea el problema. Si decidimos quedarnos inmóviles cuando ya hemos recorrido la mitad del camino por una orilla fangosa (¡ver línea 1!), sólo hay un resultado. Y a la inversa, existe la sensación de que el avance es lo que crea el camino, de modo que, apenas nos quedamos quietos el camino se agota.

Así que en las lecturas esto puede querer decir: no perder el impulso. Siempre estar empezando.

Sin embargo, también puede querer decir que nos preparemos para afrontar problemas porque sólo los comienzos pueden ser ordenados. (No dice "finalizar, desventura", después de todo). El ideograma para "comenzar" está formado por un cuchillo que corta una tela: para mí, es ese momento fantástico, normalmente a principios de año, cuando uno hace planes y podemos visualizar con perfecta claridad la forma que queremos crear. Lograr contestar todos los correos y dejar en cero la bandeja de entrada, trabajar de forma eficiente, las percepciones son preciosas.

Y después, resulta que el punto número 59 en la lista de 132 cosas es algo que no tenemos ni la menor idea de cómo se hace, y de los puntos 60 a 70 parece que salieran conejitos llenos de entusiasmo, así que, en realidad, la lista tiene como 337 elementos, o tal vez más, ¿quién sabe? y nos desanimamos y nos inmovilizamos y terminamos hasta el cuello de barro en el río en el mes de febrero. (Revisando mi diario, obtengo mayormente 63 como hexagrama primario sobre el trabajo. Todavía estoy aprendiendo a estar siempre comenzando... apropiado, supongo...)

La decisión, por muy épica que parezca en ese momento, es solo la parte fácil.

31 mar. 2020

HEXAGRAMA 62

La riqueza de Hilary Barrett para el 62.


62, Exceder(se) en pequeño

Los hexagramas 28 y 62 hablan de guo: "pasar, transitar, sobrepasar". La idea central es cruzar una línea, ya sea una pauta moral o de costumbres, o atravesar una frontera en el tiempo (como el cambio de año). LiSe ha dividido el ideograma en sus componentes: pasos, y un pasadizo de montaña. Y así, en las consultas, estos hexagramas tienden a describir transiciones, la de completar la travesía presente, mirar más allá de lo que nos resulta familiar o de lo previsto y encontrarnos en un paisaje completamente nuevo.

Curiosamente, nunca me ha parecido que el contraste entre el "Exceder(se) en pequeño" y el "Exceder(se) en grande" tenga algo que ver con el tamaño de la transición en sí. Tiene más que ver con la estatura y la estrategia de la persona que hace la transición. No podemos hacer el pasaje que se nos pide en el Hexagrama 62 en base a nuestra fuerza personal y nuestra capacidad de hacer posible el cambio, sino que debemos hacerlo como lo hace una persona pequeña, alguien que responde y se adapta a una realidad que la excede e incluso mientras está en el viaje.

Es tremendo desafío. La gente pequeña en el Yijing, suele ser la que ha de quedarse quieta y a realizar únicamente los cambios necesarios para sobrevivir (23.6, 49.6). Pero aquí, estamos saliendo de la extraordinaria experiencia del Hexagrama 61, donde nos encontramos con la Verdad Interior de las cosas en el mismo centro de nuestro ser. Es cierto que hay muchas formas en que esto puede suceder (y no todas son simpáticas), pero la secuencia de la Verdad Interior al exceso pequeño siempre me recuerda el "traspasar el umbral del retorno" en el viaje del héroe.

El héroe consiguió una bendición, encontró una verdad y ahora siente el impulso (que le nace adentro o que le viene de afuera) de traerla a casa, a la vida común. "Tener confianza naturalmente significa ponerla en acción": no podemos tener una verdad adentro y no hacer algo con ella.

Sin embargo, la experiencia al regreso en el mundo corriente es muy diferente. (El 61 y 62 son un par de hexagramas complementarios).

Por dentro estamos llenos, pero el afuera es más grande y aquí somos pequeños. En lugar de flotar sobre un tronco ahuecado (como lo describe el comentario del 61) en este hexagrama sólo podemos poner un pie delante del otro. Las cosas no 'simplemente suceden' ahora, aquí hay que poner atención y esfuerzo a cada paso del camino.

De modo que el desafío consiste en poner en acto nuestra conciencia interior, ir más allá de los límites (expectativas, estándares, normas...) del mundo, pero hacerlo de una forma que nos mantenga constantemente conectados con el mundo, siempre adaptándonos y respondiendo a lo que nos propone, porque es mucho más grande que nosotros. Cruzar y mantenerse pequeño:

"Exceder(se) en pequeño crea el éxito.

Es propicia la perseverancia.

Se pueden hacer cosas pequeñas, no se pueden hacer grandes cosas.

El pájaro volador dice al partir:

No es arriba, sino abajo lo correcto.

Gran ventura".

Aquí se pueden llevar a cabo obras pequeñas, no grandes cosas. Contamos con la sabiduría de un pajarito, no debemos intentar volar como si fuésemos águilas, eso sólo hará que nos arrastre el viento (o que nos dé el tiro del cazador que ande más cerca); hay que mantenerse abajo. En español decimos "bajar a tierra" y "poner los pies sobre la tierra". La Madre Teresa lo resumió fantásticamente:

"No podemos hacer grandes cosas en este mundo, pero sí podemos hacerlas con gran amor".

Es bastante poco probable que la mayoría de nosotros, casi nunca, aceptemos el mensaje del pajarito con beneplácito. Pero después de insistirnos en que nuestra travesía es chiquita, en que nuestras obras son pequeñas y que se hacen aquí sobre la tierra, el oráculo, de repente, nos ofrece una "gran ventura". Creo que el contraste es a propósito. La gran buena suerte no depende de que hagamos grandes cosas, sino de que simplemente ocupemos nuestro lugar y hagamos, ni más ni menos, que lo que nos corresponde.

Las líneas que mutan en Exceder(se) en pequeño nos enfrentan a un desafío doble, entre "cruzar" y "encontrar(se)". ¿Cómo podemos encontrar los canales de contacto a través de los cuales el mensaje pueda hacerse tangible en la realidad?

"El pájaro volador trae desgracia".

Nos habla de alzar vuelo antes de tiempo. Tal vez el impulso nos llegue de nuestro afán personal (ya que esta línea conecta con el Hexagrama 55), pero sin tomarnos el tiempo que hace falta (55.1) para comprender las realidades dentro de las que tiene que darse. Es un intento de llevar el mensaje, pero sin poder pasar el mensaje.

Esta línea hace de espejo con la sexta:

"No hay encuentro en absoluto, pasa de largo.
El pájaro volador alza su vuelo.
Desgracia,
se la sabe como calamidad y necedad".

Acá el mensaje se nos pasó por alto, nos pasó de largo, perdimos la oportunidad de conectarnos, de entender y de hacer cambios; este es el desastre de no haber visto, de no haber entendido o recibido el mensaje. (Se puede ver mejor de lo que se habla aquí si miramos la 56.6).

El siguiente par de líneas que se reflejan mutuamente son la 2 y la 5, los centros interno y externo. ¿Cómo encontrar los canales de comunicación y cómo asegurarnos de que funcionarán, y se sostendrán, en el largo plazo?

"Pasar al antepasado, encontrarse con la antepasada.
Sin comunicación con el jefe, encontrarse con el sirviente.
No hay error".

"Nubes oscuras, ninguna lluvia
de nuestros suburbios occidentales.
El príncipe con una flecha atada a una cuerda atrapa al de la cueva".

Estas dos líneas se conectan con los hexagramas 32 y 31. El 32 es el de las pautas duraderas en las relaciones, y el 31 es el de la primera conexión que da impulso a las cosas para que se pongan en movimiento.

La línea 5, la del príncipe, encara la situación de forma directa para lograr la "conexión": le clava una flecha a lo que sea (o a quien sea) que necesite y lo saca fuera de la cueva. Hará lo que sea necesario para " acelerar" la posibilidad para concretar en la realidad.

La línea 2 se refiere más al ámbito de las relaciones que al de las funciones, y se trata de hacer conexiones que puedan traer un cambio duradero. No se centra en causas y causantes, sino que se dirige hacia quien sea o lo que sea que pueda dar vida a un concepto inicial; se reúne directamente con quienes pueden iniciar el proceso de la realización.

A las líneas centrales del hexagrama, a ambos extremos del "umbral" entre el trigrama interior y el exterior, les toca atravesar el difícil momento de la transición.

"No pasa de largo, se defiende.
Alguien lo sigue por detrás y quizás pueda matarlo.
Desgracia".

"No hay error.
No pasa de largo, se encuentra.
Continuar es peligroso, hay que estar en guardia.
No es propicio se demasiado perseverante".

La línea 3 se queda corta en hacer la transición, se atrinchera y fortalece su posición. "¡Esto es lo que pienso y aquí me planto! Pero, ¿tenemos tantos recursos como entusiasmo (16)? Obviamente que no es seguro seguir adelante. El encuentro con el nuevo mundo requiere una respuesta alerta que se forje en nuestro realismo (15) y que podría ser más segura. Y si no podemos cambiar nosotros mismos, ¿qué esperanzas tenemos de cambie algo más?



28 mar. 2020

HEXAGRAMA 61

La riqueza de Hilary Barrett para el 61
Original post in English: https://www.onlineclarity.co.uk/reading/hexagrams/61-inner-truth/




61, La Verdad Interior

Con este hexagrama, más aún que con la mayoría de los demás, sé que puedo arañar únicamente su superficie. Comenzaré con algunas de las referencias que fluyen dentro de su significado y trataré de esbozar algunos sentidos que sirvan en la práctica para las consultas.


La forma del hexagrama es especialmente sugerente: ese centro abierto, encerrado y protegido por líneas enteras y firmes, pareciera ser una imagen de algo. Los autores del Comentario del dictamen vieron allí un simple barco:


"Es provechoso cruzar el cruzar el gran río,

Conducir un barco de madera ahuecada"

A mí, su forma, siempre me ha traído la imagen de un canal, y por eso me emocioné cuando encontré imágenes en el sitio Chinaknowledge de un antiguo talismán de jade, un cong, cuya forma es un cubo atravesado por hueco circular. La tierra tiene por símbolo el cuadrado, el cielo un círculo: el poder del cielo fluyendo a través del corazón de la tierra. ¿Será que las personas que relacionaron la forma de este hexagrama con la "verdad interior" tenían a este talismán, el cong, en la cabeza?


Pero más allá de lo que su forma nos evoque, lo cierto es que es el espacio en el centro (y en nuestro centro) lo que crea lo posible. Más tarde, una teoría nos dice que las líneas del I Ching pueden mirarse en tres pares: las dos inferiores son las líneas de la tierra, luego vienen las líneas del hombre, luego las del cielo. En la Verdad Interior, el espacio del hombre queda abierto para la mediación entre el cielo y la tierra.


Los dos ideogramas que conforman la "Verdad Interior" llevan esa misma idea de conectar el cielo con la tierra. El ideograma "interior", zhong, es ahora una imagen muy simple de una línea que atraviesa un cuadrado (y significa tanto el centro, como lo que conecta los dos lados). Originalmente podría haber sido una flecha justo al centro de un blanco (o el mástil para un estandarte junto con un tambor). Tanto el sentido de estandarte como el de tambor (en particular sus vibraciones) nos atraviesa, pasan a través de nosotros, para que resonemos en armonía con algo que nos excede, que es más grade que nosotros.

La "verdad", fu, es una mano o la garra de un pájaro aproximándose a un pichón. Aunque en el contexto del hexagrama esto nos hace pensar, naturalmente, en una mano protectora, el mismo ideograma también puede significar sujetar y retener a prisioneros de guerra, una prueba tangible de la victoria. La idea subyacente es la de que nos encontramos en un momento en el que estamos presentes al cien por ciento, somos dueños del momento y todo lo que trae con él, que nuestro 'agarre' es poderoso y conectivo.

Creo que la Verdad Interior significa hacerse uno con nuestro lugar y nuestro tiempo, y por lo tanto también estar conectados con su fuente más profunda. Da la sensación de decirnos que estamos en el lugar correcto y en el momento oportuno. Confiados en el universo y en nosotros mismos podemos ser totalmente sinceros y , por ello, dignos de confianza. Sin dudas que este es el momento ideal para cruzar el gran río y comprometernos en una nueva aventura (y como la inspiración nos llega del lugar correcto, habrá una rica cosecha si perseveramos).

En ocasiones, también me ha salido este hexagrama para animarme a confiar en el universo, incluso cuando no parecía haber una razón particular para que lo hiciera (como con el Hexagrama 14, la Gran Posesión, que nos puede salir, a veces, cuando nos sentimos especialmente necesitados). La verdad Interior es saber que la vida tiene sentido: ejemplifica el espíritu natural con el que conversamos con el oráculo.

¿Y, en la práctica, cuáles son los resultados de la Verdad Interior? Según el dictamen , "cerdos y peces, buena fortuna". Los cerdos y los peces son señales de una tremenda buena suerte, tanto en lo que estamos cultivando y atendiendo, como en lo que simplemente nos llega cuando ubicamos sabiamente nuestros nidos. Esto es lo que podríamos llamar una "manifestación": esas visiones que comenzaron como pensamientos y que se hacen manifiestas en nuestras vidas con el transcurso del tiempo.

Cualquier libro sobre cómo manifestar nuestros objetivos nos dice que cualquier cosa en la que nos concentremos se manifestará, sea que nos guste o que no lo que queramos. Y, por supuesto, cuando la Verdad Interior es el hexagrama primario, el resultado, en la práctica, parece estar, muy a menudo, abierto a la influencia del hexagrama relacionado. Hay una gran variedad de estados de ánimo y resultados que recorren las líneas de cambio.

En la imagen se nos muestra cómo funciona esta Verdad Interior, como una interconexión entre el corazón humano sensible (el trigrama interior, lago) y el aliento del espíritu (el trigrama superior, viento):


"Por encima del lago está el viento. La Verdad Interior.

El noble delibera sobre los argumentos legales y demora las ejecuciones"


No hacen falta decisiones apresuradas, ni finales prematuros. El lago no pone límites a su respuesta al viento; el noble, con la introspección de la sinceridad, mantiene abierta la evolución del proceso creativo.

HEXAGRAMA 7 (2)